Un pienso con historia…

Antigua casa

Antigua casa

En los años  1950 Joseph Olberts, el fundador del molino Markus-Mühle,  producía piensos no extrusionados en pellets, para ganado, gallinas y conejos. Su hijo Markus, que se crió en el molino de piensos para ganado, pudo observar que en el mercado de aquel entonces sólo había piensos industriales para perros y con muchos colores. Joseph, su padre, no estaba muy convencido de crear un pienso basado en la naturaleza de los perros. Cuando Markus, siendo todavía un muchacho, consiguió convencer a su padre, comenzó a experimentar para crear un pienso para sus propios perros lo más idéntico posible a la alimentación natural del lobo. Este acontecimiento se inició en Langenhahn, provincia del Westerwald de Alemania.

 

Una búsqueda equivocada, sin saberlo y ¡para bien!

Lo primero que hizo fue buscar una máquina de extrusionar para producir el pienso como lo hacían las 3 marcas que existían en aquel momento, pero como esta maquina extrusionadora  costaba mucho y su padre no disponía de dinero, tuvo que renunciar al proyecto.

Pero Markus, un luchador incansable, no se quiso dar por vencido y tuvo la magnífica idea “porque no le quedaba otra”, que producir pienso para perros pero con la misma máquina, que su padre  producía los piensos para el ganado y gallinas en forma de tubitos, llamados pellets.  Esta máquina antigua y muy simple trabajaba en frío comprimiendo la paja, cereales o el preparado a base de plantas forrajeras que anteriormente se habían triturado en otra máquina, casi al punto de hacer una harina granulada de todos los cereales y forraje desecado.

El experimento del primer pienso no extrusionado para perros en el mundo.

Sin imaginárselo, iba a crear el primer pienso para perros en el mundo, prensando en frío una mezcla de materias primas y consiguiendo unos tubitos  semiduros llamados pellets*.

*En España se conoce la palabra Pellet en relación a los tubos de serrín prensado para las estufas de leña. El sistema es básicamente muy parecido, en vez de comprimir serrín es comprimir en frío toda la mezcla de los ingredientes del pienso y conseguir unos trocitos.

Como no tuvo otra posibilidad,  comenzó a producir pienso sin extrusionar para perros en la maquinaria del molino de su padre,  como si estuviese prensando pienso de forraje para animales de ganadería. Poco a poco se fue dando cuenta que este sistema o proceso de prensado en frío no quemaba “ni mataba” las propiedades de la materia prima. Este descubrimiento revolucionó su futuro proyecto, descartando por completo su idea futura de comprar una máquina de extrusionar. A las máquinas de extrusionar él las llama: “Vitalstoffkiller” que traducido significa: “Asesina de los componentes vitales”

Las primeras pruebas del pienso sin extrusionar

Al principio, las primeras pruebas que hacía no tenían buena aceptación, algunos perros no se las comían y otros tenían diarreas o vómitos. No fue un proceso fácil conseguir la “fórmula perfecta”. Ya había descubierto el mejor y más natural sistema de elaboración en frío, ahora le quedaba encontrar la receta idónea de ingredientes y sus cantidades.

En su investigación contactó personalmente con las personalidades más grandes del mundo de la alimentación de perros, como por ejemplo el Profesor Dr. Helmut Meyer (con el que llegó a tener una amistad muy profunda).  También  visitó a reservas de lobos para saber exactamente su estilo de vida, que comían por excelencia, etc. Y contactó directamente con los más grandes investigadores del lobo como Eberhard Trumler y Konrad Lorenz,

konradLorenz_foto

Konrad Lorenz, foto: www.nobelprize.org

Eberhard Trumler Foto: Youtube.com

Eberhard Trumler, foto: www.youtube.com

quienes  tenían una sociedad de investigación sobre los animales domésticos, una gran reserva en Alemania (con lobos,  chacales y dingos)  y eran autores de más de 40 libros. Clásicos del mundo de los perros y lobos cuando el mundo estaba todavía en “pañales” en estos temas. Hombres científicos, que les apasionaba estudiar a los animales desde su infancia, sin pensar en el dinero ni en el marketing! De estos hombres recibió grandes secretos que fueron las bases para que él formulara poco a poco este alimento natural único en el mundo, le dieron las pautas y bases para hacer un pienso sin extrusionar y con ingredientes naturales y correctos, sin tener en cuenta el aspecto ganancial.

Después de experimentar durante casi 3 años, mejorando poco a poco su fórmula, nació el Markus-Mühle, (Molino Marcos). Un pienso apetitoso, saludable, muy natural y totalmente fuera de serie en aquellos años y hasta el día de hoy. Lo que impactaba era el uso de la palabra “Markus-Mühle Natural”, nadie usaba la palabra “Natural” y fue el primero en aplicarla a sus productos de una manera real y coherente, (no como hoy que todo es bautizado de “Natural” habiendo mucho engaño,  manipulación, uso y abuso de esta palabra por Marketing moderno).

Recomendamos leer el artículo El uso, abuso y manipulación de la palabra natural (1)

Un maravilloso y saludable descubrimiento por la falta de dinero

Con este descubrimiento de no extrusionar el pienso, se dio cuenta que el no haber tenido dinero para comprar una máquina extrusionadora, ¡fue lo mejor que le podía haber ocurrido en su vida! Desde ese momento ya no le interesó comprar una máquina extrusionadora, sino sólo maquinas de producir pellets en frío, para proteger los ingredientes de la materia prima. Porque como decía: -¿de qué me sirve poner ingredientes de la mejor calidad  del mundo si luego los paso por una máquina extrusionadora, a 130 ºC, destruyendo casi todas sus propiedades y materias activas?

El nacimiento en Alemania del primer pienso elaborado en frio, en 1971

Molino original Markus Mühle

Molino original Markus Mühle

Así, como un milagro inesperado o una pura coincidencia nació el primer pienso elaborado en frío (no extrusionado) en forma de pellet. Cuando Joseph Olberts no tuvo dinero para comprar una maquina de extrusionar y esto le obligó a usar una máquina que comprimiera los materiales o harinas formando trozos de pellet.

Las marcas Markus-Mühle, Luposan y Luponatural son líderes mundiales de alimentos para perros sin extrusionar producido en Europa.

La calidad, el sabor natural y único de unos ingredientes que vuelve locos a los perros, es el resultado de la legendaria fórmula de Markus-Mühle y del exclusivo proceso de elaboración en frio. En su propia planta de Langenhahn los piensos son elaborados sobre la base artesanal cómo se hacían hace más de 50 años, usando ingredientes de primera calidad, protegiendo sus proteínas, vitaminas y oligoelementos por medio de la elaboración a bajas temperaturas.

Markus-Mühle es una empresa familiar, que ama y respeta a los perros, no poniendo la pura y dura ganancia en primera línea, sino la naturalidad,  salud y longevidad de los perros.

La primera delegación oficial fuera de Alemania de Markus-Mühle/Luposan fue en España

Nació en el año 2002 de la mano de Lara y Conrado. También con muchos paralelismos con la empresa madre alemana: sin dinero, sin haber imaginado este crecimiento, sin experiencias, cometiendo errores, probando, luchando y trabajando día y noche.

Fachada Luposan/Markus Mühle España

Fachada Luposan/Markus Mühle España

La delegación de España: nuestro orgullo y confianza

Nosotros en España estamos orgullosos de representar a la empresa madre. Estamos convencidos de la calidad de este producto, al punto que si Markus-Mühle/Luposan y Luponatural dejasen de existir en Alemania, realmente no sabríamos que pienso darle a nuestros perros y a nuestros clientes. Para empezar tendríamos muchos inconvenientes morales de presentarles un pienso que ha sido extrusionado, es decir, que su materia prima estuvo a más de 130 ºC. Esta es toda la verdad de nuestra convicción personal, con todo el respeto por quienes no comparten estas convicciones. Para ver la historia de Luposan en España ver el link: Historia de Lara y Conrado

Como referencia os comento que aún en mi alimentación personal, intento no elevar mis alimentos a altas temperaturas. Si puedo comer crudo, lo prefiero, sé que las vitaminas y muchas otras propiedades no las desnaturalizo con el calor. Conrado Grandville

Hoy en día cada vez más las corrientes naturalistas para la alimentación humana, nos aconsejan comer sin cocinar los alimentos a altas temperaturas, tratar de alimentarnos más naturalmente sin productos demasiado elaborados y procesados industrialmente, comiendo más frutas, verduras y si es posible que sean crudas o cocinadas rápida y levemente.

Y como decía Joseph Olberts, el fundador de Markus-Mühle: “La alimentación debe ser orientada según cada especie”, por eso yo también intento en mi alimentación, alimentarme lo más natural posible.  Los mismos principios podemos aplicarlos a los perros con los ingredientes y con la forma de prepararlos sin adulterarlos. Conrado Grandville

La pasión por el dinero,  el poder y la competitividad nos lleva a los seres humanos a hacer, no solo acciones contra la naturaleza, sino a ¡destruirla poco a poco!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies