Las 5 preguntas que te debes hacer a la hora de elegir un perro

¿Estás pensando en tener un perro en casa? Pues te felicito, es una decisión valiente y comprometida, ya que un animal requiere de tu tiempo y esfuerzos.  Pero a la vez, es una gran recompensa, ya que te demostrará su amor incondicional día a día. Pero este hecho, la llegada de un perro a casa, puede ser una bendición o puede ser un desastre monumental, ya que su presencia te marcará nuevos tiempos y cambios de rutinas. Para que se convierta en lo primero, debes tener en cuenta varios aspectos. Según cómo sea tu familia, donde vivas o del estilo de vida que lleves, deberás elegir un perro u otro, ya que el temperamento varía muchísimo en función de una raza u otra. Te explico los aspectos más importantes que te ayudarán a elegir un tipo de perro u otro.

 

¿COMPRAR O ADOPTAR?

Ante la pregunta de comprar o adoptar siempre voy a recomendar adoptar ya que hay miles de perros que esperan tener un hogar y una segunda oportunidad.  Aun así, la compra de cachorros, siempre que se haga en un criador respetuoso con los animales, puede ser una buena opción.  Hago hincapié en lo de “criadores respetuosos”, ya que si compramos en sitios que hacen cría masiva y tienen a los animales en malas condiciones, estaremos apoyando este tipo de negocios con nuestra compra.

 

Para adoptar a un perro en una protectora o refugio, es necesario cumplir ciertos requisitos, esto varía  de una organización a otra, pero siempre se persigue el mismo objetivo: que el perro este bien con su nueva familia y que no sea devuelto. Aun así cualquier persona que se pueda ocupar del perro tanto de sus gastos veterinarios, como de sus paseos y educación, es candidata para adoptar un perro.

Plumas de Zarpas

Plumas es uno de los perros que espera un hogar en la Protectora Zarpas, de Zaragoza (https://zarpa.org/)

 

Hay que tener en cuenta que en las protectoras normalmente encontramos perros adultos. La diferencia entre adoptar a un cachorro y adoptar a un adulto está en que a un cachorro no tiene vicios, como por ejemplo tirar de la correo o ladrar cada vez que vea a otro perro, y un perro adulto es posible que venga con conductas arraigadas.  Pero no discriminemos a los perros adultos 😉 En muchas de las protectoras, nos dejarán un periodo “de prueba” para comprobar si el temperamento del perro se adapta a nosotros. En especial debemos valorar su relación tanto con otros perros, como con humanos: un perro con problemas de agresividad debe ser adoptado por gente que tenga tiempo para dedicarle a los programas de modificación de conducta y en el caso de no entender de este tipo de técnicas deberá acudir a un profesional. Y ya que tocamos el tema de la modificación de la conducta, una de las mejores escuelas en el mundo perro que se dedican de forma específica a este tema es El Educadog. Os la recomiendo  por ser una de las mejores ya que sus técnicas REALMENTE son positivistas y funcionan en la mayoría de los casos.

Y si se quiere adoptar un perro de raza es bueno que sepas que hay protectoras específicas de razas, como SOS Golden, SOS BorderCollie , Adopta a un Jack, SOS Galgos, etc.

En cualquier caso, pese a las posibles dificultades, al adoptar un perro de una protectora estamos realizando una buena acción, una labor social muy necesaria que sin duda nos recompensa.

 

¿HAY NIÑOS PEQUEÑOS O PERSONAS MAYORES EN CASA?

Según un estudio presentado por la publicación holandesa Pediatrics, los niños que viven con perros tienen menos posibilidades de presentar ciertas infecciones en los oídos o problemas respiratorios. Un estudio de la universidad de California en Davis menciona que los niños que leen con perros cerca aprenden más rápido y con más facilidad. Y otro, que los bebés que conviven con animales domésticos tienen menos probabilidades de sufrir alergias cuando sean mayores.  Por tanto, no veo absolutamente ningún problema en el hecho de que haya niños o bebés en casa.

Para familias con niños son ideales los Labradores, que adoran a los niños y tienen la particularidad de no saber jugar solos, también el Staford Bull Terrrier, los Teckels, el Bichón Maltés o los Golden. Estas razas son ideales para familias con niños ya que les encanta estar acompañados por los más peques de la familia.

Perro labrador con niño

Los Labradores son compañeros perfectos para los niños

Y en cambio, ¿para personas mayores? Los perros promueven una vida sana y ofrecen una actividad diaria dinámica, como es ir a caminar, también potencian las relaciones sociales, pero lo más importantes es que completan los tres pilares de la autoestima: amar, ser amado y sentirte útil.  Es por eso que muchas veces un perro es una compañía perfecta para las personas mayores. Para ellas es mejor adoptar un perro adulto ya que son menos movidos y necesitan menos horas de paseo al día. Además de que en casa serán perros más tranquilos. Que una persona anciana adopte un cachorro no es muy recomendable ya que dan más trabajo. Hablo de los posibles destrozos, de enseñarles a hacer sus necesidades fuera, a saber estar solos sin ladrar,… En general, un cachorro implica más trabajo que un perro adulto ya educado. El perro adulto hará compañía igual y obligará a la persona a pasear igualmente,  pero además  se adaptará mejor al ritmo de una persona de la tercera edad.

 

¿VIVES EN CIUDAD O EN UNA CASA CON PARCELA? 

Si tienes una vida activa y tiempo para dedicarle a tu perro puedes escoger una raza mediana o grande, eso también dependerá del espacio que puedas ofrecerle a tu nuevo compañero. Pero debes tener en cuenta que el hecho de que un perro viva en una casa con terreno no garantiza su felicidad: eso solo lo puedes garantizar tú, como dueño comprometido. Un perro que tiene un campo para el solo no es más feliz que uno que vive en un piso. El perro que vive en el campo no suele salir de ahí y su vida es monótona y aburrida. En muchos casos, aunque no siempre, claro, al final se convierten en presos.

Los perros que viven en un piso (siempre que su dueño sea comprometido) salen tres veces al día: si van al súper o a tomar un café se lo llevan, los fines de semana hacen senderismo con su perro y normalmente planifican sus vacaciones con él. Esto hace que su vida sea mucho más estimulante que la de un perro que tiene  4 hectáreas para él solo.  Por eso, aunque vivas en un piso, puedes igualmente tener un perro. Eso sí, si es un apartamento pequeño, no te recomendamos los perros de caza: ellos en especial necesitan estar en zonas grandes. Aun así si se le da mucho ejercicio diario se puede adaptar perfectamente.

Perro en la ciudad

Los perros de talla más grande, con la atención necesaria, también pueden vivir en un piso

 

¿TIENES UN TEMPERAMENTO ACTIVO O ERES MÁS BIEN TRANQUILO?

Si eres de carácter un poco nervioso las razas de caza son ideales: desde los Retriever hasta cualquier  perro de caza serán buenos compañeros para ir a correr o pasar el día en el campo como si nada. En cambio, si eres una persona más tranquila, hay perros con un carácter más apaciguado, como el Gran Danés, el Galgo o también el San Bernardo o el Basset Hound. Todos ellos son bastante caseros.

 

Galgos de la protectora SOS Galgos

Los Galgos, que tienen un temperamento tranquilo y son perros limpios, son unos compañeros fantásticos. Los de la imagen son de la protectora SOS Galgos (http://sosgalgos.com/)

 

¿ERES UNA PERSONA ORDENADA Y METICULOSA CON LA LIMPIEZA?

Si eres una persona escrupulosa con las babas y los pelos, hay razas que deberías evitar, como por ejemplo los Mastines y los Golden, ya que suelen ser perros que babean mucho.  Hay algunas razas que son más limpias que otras, como el Basenji, el Braco, el Rottweiler o el Dálmata. También el Galgo, por su pelaje corto y que no necesita apenas cepillado.

Perro de raza Basenji

Los perros de raza Basenji se consideran unos de los más limpios

Aún así, la mayoría de los perros suelen soltar pelos en época de muda, pero esto lo puedes mejorar cepillando a tu perro a diario  o llevándole a la peluquería: ellos se encargarán de dejarlo limpio y perfumado.

Como ves, elegir el perro más adecuado a ti no es fácil. Pero no te agobies con tanta explicación, a veces es mucho más fácil y es el perro el que te elige a ti 🙂

Ana María Suárez

Es educadora canina, además de fundadora y directora de Obediencia Urbana. En esta escuela y junto con sus perros Tito y Pepi, imparte por toda España infinidad de seminarios y masterclass de técnicas adiestramiento canino en positivo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies