LA DISPLASIA DE CADERA Y LA ALIMENTACION EN NUESTROS PERROS.


 
La displasia es una enfermedad propia de animales de crecimiento rápido (generalmente perros de razas grandes), siendo uno de los principales problemas de salud en perros de más de 25kg.
La displasia consiste en una deformación del crecimiento de la cadera y de los huesos que forman la articulación de cadera, acetábulo y cabeza femoral.
Es una enfermedad hereditaria (multigenética), es decir,  existen varios genes  responsables, pero también es un problema basado en la nutrición y el medio ambiente.
La displasia de cadera se desarrolla en los 6 primeros meses, ya que cuando nace el perro, nace sano, aunque haya algunos perros que tengan en sus genes la enfermedad, serán otros factores quienes activen al gen (exceso de ejercicio físico, y mala alimentación) y provoquen esta deformación en la cadera de nuestra mascota. Es decir, que un perro que no tiene genes de displasia no desarrollará la enfermedad aunque existan los factores nutricionales y medioambientales propicios.
Un cachorro con carga genética de displasia podrá desarrollarla en distintos grados, según la alimentación, ejercicio y medicación que lleve, en algunos casos las operaciones ayudan a evitar la aparición de artrosis.
Nuevos estudios han demostrado que una nutrición errónea es una de las principales causas de displasia de cadera, entendiendo por errónea aquellas dietas que favorecen el crecimiento rápido de los cachorros. Seleccionar una dieta equilibrada de base amplia (diferentes carnes como fuente de proteína y huevo), para la perra gestante y los cachorros puede reducir el desarrollo de la enfermedad.
El problema de las razas grandes es que tienen un crecimiento demasiado rápido.
Es fundamental el cuidado de la alimentación de forma que el pienso que se suministre al cachorro esté perfectamente balanceado tanto en energía como en minerales y vitaminas permitiendo que, en estos animales de crecimiento rápido, se compense el crecimiento de los huesos y el de los tejidos blandos, sobre todo la musculatura ya que, uno de los factores que predisponen al desarrollo de la displasia, es una insuficiente masa muscular respecto al esqueleto.


Dentro de los piensos de LUPOSAN, el más recomendado para perras gestantes y cachorros es el LUPOSAN SPORT, además contamos con un complemento alimenticio LUPOSAN GELENKKRAFT  compuesto de principios activos 100% naturales con extracto de mejillón “labio verde” Perna Canaliculus de Nueva Zelanda.
Todos nuestros productos los podrán encontrar en nuestra página web: www.luposan-iberica.com


Información tomada del artículo de  Olli Wuorimaa (Finlandia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* LaraVital utiliza estos datos solo para gestionar los comentarios porque así nos lo indicas al dar tu consentimiento expreso. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 (proveedor de hosting de www.lupoblog.com). Puedes consultar su política de privacidad. Por supuesto puedes ejercer tus derechos a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies