La donación de la furgoneta que hizo historia en Luposan / Markus Mühle de España

En el post de hoy os quiero hablar del fin que tuvo nuestra inolvidable y fiel furgoneta que usé los primeros años para repartir los primeros piensos de Luposan y Markus-Mühle en España. Seguidamente os cuento un poco más sobre esta furgoneta, a qué entidad fue donada y cuál es su nuevo trabajo.

 

Furgoneta recién recibida

Puede parecer un poco infantil que me encariñe de cosas materiales, pero creo que en este caso puede ser comprensible, ya que se trata de una furgoneta llena de recuerdos. Por esta furgoneta pasaron muchas toneladas de pienso que yo mismo repartía a domicilio y a las tiendas, llevando siempre de acompañante a mi querida pastor alemán, Lara. 

 

Cuando empecé a distribuir entre mis amigos los piensos de Luposan / Markus-Mühle en el año 2002, lo hacía con un viejo coche. En el 2002 y en el 2003, usaba también ese coche para hacer mantenimiento de jardines y piscinas, reparar lavadoras a domicilio, hacer reparaciones eléctricas, ofrecer psicoterapia a domicilio, etc. Aquel coche era como un pequeño taller ambulante. Cuando se fue corriendo la voz de que repartía un pienso natural que no estaba extrusionado ni cocinado y que muchos perros se sanaban de sus enfermedades o alergias, los pedidos iban cada vez más en aumento. 

El coche con el que empecé a repartir los primeros sacos de pienso

La empresa alemana en el año 2004, viendo mi situación y que no disponía de dinero para comprar un coche más grande, me prestaron un Citroën Berlingo. Y en el año 2005, el Berlingo también empezó a quedarse pequeño. Luposan crecía y crecía sin marketing, sin planearlo, sin estrategias ni publicidad, sólo con el boca a boca o recomendaciones de la gente.

 

Con la furgoneta y Lara durante una pausa del reparto

 

EN EL AÑO 2005 RECIBÍ EL VW-BUS ROTULADO DE LUPOSAN Y MARKUS-MÜHLE

Al ver mi situación, el dueño de la empresa alemana de Luposan, me ofreció una furgoneta VW-Bus, de los que tenía en su empresa, lo pagué poco a poco y de este modo pude empezar a hacer el reparto con más capacidad. Con esta furgoneta pude repartir pienso en toda la Comunidad Valenciana. ¡Podía cargar hasta 60 o 70 sacos de pienso de 20 kg! A veces me pasaba con el peso pero no me quedaba otra para evitar de hacer 2 viajes al mismo lugar. Yo hacía lo que hace hoy MRW repartiendo nuestros productos para nuestros clientes.

 

RECUERDOS DESTACABLES

 

Siempre me llevaba a mi querida Lara (pastor Alemán) conmigo en la furgoneta Luposan

En esta furgoneta viajaba conmigo siempre Lara, mi inolvidable pastor alemán que me llevó a descubrir estos piensos y que le curaron de sus diarreas crónicas. ¡Era mi compañera de viaje! Era muy feliz en aquellos tiempos, tenía un trabajo ambulante, vivía y gozaba la libertad.

 

TRABAJO Y TURISMO CON LA FURGONETA LUPOSAN

Después de repartir los piensos, hacía una pausa, me iba a caminar con Lara en el lugar que me encontraba. Salíamos por la mañana temprano cargados a tope de pienso y regresábamos a casa tarde por la noche con la furgoneta vacía. Recuerdo, por ejemplo, una vez que estuve repartiendo pienso en Valencia y Cullera y después de terminar el reparto, me fui con Lara a tomar un buen café en el paseo marítimo de Cullera, luego subimos al castillo de Cullera y al final de nuevo de regreso a casa (Parcent). Otra vez, estuve repartiendo pienso cerca de Busot, Alicante y aproveché con mi Lara a visitar las ruinas del Preventorio de Aguas de Busot, un magnífico edificio abandonado. Por aquellos tiempos era muy feliz porque gozaba de la despreocupación y de la libertad total. Actualmente estoy casi todo el día en las oficinas, con mucho estrés debido a que Luposan / Markus-Mühle y ahora nuestra marca Natural-Extra se convirtieron en una gran empresa. Crecer más, vender más equivale a más personal, a tener una nave más grande, más, más y más… esto significa también más problemas, más dolores de cabeza, más estrés, más complicaciones, más problemas inesperados, más sorpresas y… menos libertad.  Por naturaleza no soy persona de oficina ni de papeleos, me gusta el contacto humano, ser libre en mi trabajo, ser muy creativo e inventar cosas especiales con la más alta calidad.

Pausa y paseos por Cullera después del reparto

 

Ruinas del Preventorio aguas Busot

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MI OFICINA Y CASA AMBULANTE EN LA FURGONETA LUPOSAN

Con esta furgoneta hice dos viajes a Alemania y un viaje a Portugal. De camino paraba en las tiendas que me encontraba en mis viajes y les dejaba muestras de pienso. En mi casita dejaba el teléfono fijo desviado al móvil y así podía ir cogiendo las llamadas y pedidos mientras viajaba repartiendo pienso y complementos. Esta furgoneta fue mi oficina ambulante y también mi autocaravana porque estaba casi todo el día en ella de reparto, llevando paquetes a correos, visitando clientes, etc.

Con esta furgoneta fue creciendo Luposan/Markus-Mühle en España, con ella fui cargado a tope a mis primeras ferias como la de Barcelona en Palacio Montjuic en el 2003, o la de Madrid y la de Torre Pacheco.

 

La furgoneta cargada hasta los topes

 

LA LEY INEVITABLE QUE TODO TIENE UN PRINCIPIO Y UN FIN

No quería deshacerme de mi furgoneta, era una caja metálica llena de recuerdos y por eso estaba reparándola constantemente para que me durase otros 15 años. Pero un día a mi furgoneta le llegó el fin de caminar conmigo y yo con ella, no porque no funcionara bien ¡Estaba en perfectas condiciones! Pero tristemente me daba cuenta que ya no podía tener una furgoneta que sólo tiene 2 asientos delanteros. Hoy repartimos todo con mensajerías. Esto de repartir y hacerlo todo a mano lo hice en los primeros 5 años de Luposan. En realidad hoy necesito una furgoneta pero que disponga de más asientos para llevar gente a las ferias, visitar clientes llevando piensos y muestras, recoger a las personas que vienen de Alemania, etc. Al final me compré un Ford Transit semi-industrial con espacio grande de carga. Yo fui toda la vida “furgonero”, no me encuentro a gusto en los coches turismo.

 

PERO… YA TENÍA EL FORD TRANSIT Y AHORA  ¿QUÉ HAGO CON LA FURGONETA LUPOSAN?

Como mi furgoneta era una herramienta llena de recuerdos y emociones, no sentía paz en mi corazón de hacer negocio o dinero con ella. ¡No podía ni puedo mezclar con dinero algo que tenía un significado muy profundo para mi, si la hubiese vendido no hubiese tenido paz en mi alma. Dos mecánicos me ofrecieron comprármela por su muy buen estado y querían darme 1500€ por ella. Pero yo pensaba que una furgoneta que representa tanto para mi, que fue mi casa ambulante donde hacía vida gran parte de mis días, mis viajes con Lara, reparto de pienso, los primeros pasos de Luposan / Markus-Mühle y un sinfín de recuerdos, no podía venderlo, no era un objeto para mezclarlo con dinero. Al contrario, debería darle un fin altruista, benéfico, ético que sea de bendición a otros como lo fue para mí y miles de perros en España!

La nueva furgoneta Ford Transit

 

LA DECISIÓN DE DONAR LA FURGONETA LUPOSAN

En un principio pensé en donarla a algunas protectoras, pero a las que consulté ya tenían furgones. Entonces consulté a una asociación cristiana que conozco, sin ánimo de lucro y que se dedica a recoger alimentos de los supermercados, grandes superficies, restaurantes y particulares, que los donan para el comedor social que ellos mismos gestionan en Dénia (Alicante). A este comedor van muchas personas semanalmente.

Cuando les consulté, saltaron de alegría porque justamente estaban deseando tener una furgoneta grande para poder recoger grandes cantidades de alimentos que les donan con este fin. En realidad me dijeron: -“Le estamos pidiendo a Dios que nos haga llegar un furgón porque el coche que tenemos se nos quedó pequeño”. Uauuuu!!!! me dije. Para este fin estoy dispuesto a dar la Furgoneta de Lara y Conrado! Desprenderme de ella para este fin me da paz y alegría a mi alma!!! Porque mi furgoneta será usada en la recogida de alimentos para el comedor social, reparto de alimentos, ropa, muebles para los que se encuentran  pasando por situaciones difíciles!

Esta organización sin ánimo de lucro se llama “EXTIENDE TU MANO”. Está inscrita en el Registro de Asociaciones de la Comunidad Valenciana con el número CV-01-049886ª, y es la entidad oficial de acción comunitaria y social de la Iglesia Cristiana Evangélica de Dénia, que actúa como un servicio destinado a mostrar el amor de Dios por medio de  acciones humanitarias.

Junto con los amigos de Extiende tu Mano, el día de la entrega de la furgoneta

 

EXTIENDE TU MANO

Es una asociación humanitaria y social fue creada en 2012 y forma parte de la iglesia Evangélica de Dénia que ha desarrollado sus actividades cristianas y sociales desde sus inicios en 1914.

El objetivo que tienen no es otro que ser una herramienta de ayuda a los más desfavorecidos, atendiendo a sus necesidades más urgentes como darles alimentación en un ambiente afable y respetuoso por el prójimo, donde ofrecen calor humano, así como servicios y talleres que les permiten aumentar su capacidad de afrontar su situación, transmitiéndoles a cada uno de ellos que son importantes para Dios y para nosotros. La idea no es fomentar que la gente se acostumbre a tenerlo todo sin trabajar porque esto es contrario a la voluntad de Dios, en la Biblia se lee: “Ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Lo que hacen es darles una ayuda puntual tanto sea de alimentos, ropa e integración social y laboral para que salgan cuanto antes de esa situación y se integren en la sociedad.

 

 

Los servicios que hacen con nuestra ex-furgoneta Luposan son:

  • Recoger alimentos donados por los supermercados y grandes superficies.
  • Recoger ropa y muebles que donan algunas personas o el Ayuntamiento.
  • Proveer de los mismos  al comedor social en Dénia, Calle Patricio Ferrándiz.
  • Reparto de alimentos, ropa y enseres varios a los verdaderamente necesitados.

 

Depósito de ropa de la asociación Extiende tu Mano

Extiende tu mano también ofrece:

  • Asesoramiento legal, fiscal y laboral a nacionales y extranjeros que se encuentran en situaciones difíciles.
  • Consejería psicológica y apoyo moral
  • Orientación personal y familiar
  • Atención y ayuda a personas con adicciones
  • Atención, ayuda y acompañamiento a personas enfermas y 3ª edad.
  • Talleres de capacitación.
  • Y por supuesto, dar orientación y apoyo espiritual a quienes lo buscan, basado en los Evangelios para que puedan encontrar paz y el propósito y motivo de sus vidas en esta tierra.

 

 

A partir de 2017, las instituciones penitenciarias les solicitaron que formen parte de las asociaciones que colaboran con presos condenados a realizar trabajos en beneficio de la Comunidad. En esta actuación con los centros penitenciarios, además de poder ser herramientas sociales y de apoyo, buscan crear un espacio donde los presos se sientan en un ambiente de respeto, de aceptación como personas, seguro y agradable sin descartar para los que tienen inquietudes espirituales, ofrecerles el mensaje liberador del Evangelio de Jesucristo.

Disponen de un grupo de voluntarios que con su fidelidad, entrega y esfuerzo pueden funcionar en la entrega y dedicación a los demás, especialmente de quienes la están pasando mal.

Esta entidad benéfica sin ánimo de lucro, EXTIENDE TU MANO, se siente muy agradecida a Dios y a las personas por el apoyo económico y las donaciones en especial de muchas empresas, grandes superficies, bancos, ayuntamientos, particulares y autónomos que son de gran ayuda para la realización y el mantenimiento de todos los  servicios que ofrecen por el prójimo.

Una vez le preguntaron a Jesús: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley? Y Él le dijo: AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a éste: AMARAS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas. (Evangelio según San Mateo 22:36-39)

“Hay mayor alegría en dar que en recibir” (Hechos. 20,35) ¡Y qué verdad es esta… me ha dado mucha felicidad de haber dado de este modo la Furgoneta Luposan!

Así terminó esa etapa de mi vida con mi furgoneta Luposan deseando que  con este vehículo, muchas personas puedan ser bendecidas por medio de los alimentos que recogerán con este furgón y que también muchos, viendo lo que mueve a estas personas el amar a los demás, comprendan que todas estas acciones son motivadas por un corazón lleno de Jesús. Quizás, muchas personas que no tienen rumbo ni sentido en esta vida, quieran también ser tocadas por Dios y recibir la más grande bendición, la prometida Vida Eterna en Cristo Jesús.

Furgoneta Luposan, adiós para siempre. Doy gracias a Dios que a pesar de los miles de kilómetros que recorrimos juntos nunca me dejaste tirado en la calle y no tuve accidentes con contigo, ahora mi deseo es que sigas siendo de bendición para los que se encuentran pasando una situación mala en sus vidas.

A cualquiera de nosotros nos puede pasar de caer en una circunstancia difícil o trágica, nadie está libre porque estas situaciones pertenecen a la vida. Pero gracias a Dios que hay personas que están -allí- para extendernos sus manos, especialmente en esos momentos en que no vemos salida…

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies