Klaus y el pienso para gatos «milagroso»

Pienso para gatos

La historia de Klaus

por Carolina Delgado (mami humana de Klaus).

 

Klaus es una panterita preciosa, lo adopté junto a su hermana de camada (Lea), con dos meses y medio de edad a través de la protectora Barcelona Gat i Gos de la cual soy voluntaria. Siempre fue un gato con buena salud, muy vital y juguetón. A los dos años y medio empezó a tener mucha caspa. Aunque en el veterinario me dijeron que, en principio, no era nada por lo que debía preocuparme. 

 

En busca del problema

Poco después de cumplir los tres años, empezó a tener calvas en las patas y me dijeron que era, probablemente, por una alergia alimentaria. Así que empezamos nuestro periplo haciendo cambios de pienso para gatos para hacer dietas de descarte, después de un año sin resultados y con cada vez menos pelo en patas y barriga, hicimos pruebas de alergia genéricas. Salió que tenía alergia a la proteína animal, así que probamos con un pienso veterinario que le fue bien durante 3 meses y después volvió a pelarse todavía más, con la piel, la barriga y los ojos llenos de granitos.

 

Hicimos pruebas de alergia y sensibilidad específicas y tenía alergia a casi todo, menos al pollo, al huevo, a la zanahoria, al arroz y al pescado. Y ahí empezó una nueva búsqueda de pienso (porque él se negaba a comer comida húmeda). En ese momento creo que me sabía los nombres de todos los piensos para gatos y sus composiciones, pero todos llevaban algún ingrediente “prohibido”. En este momento ya llevábamos 2 años con el problema. Yo desesperada y él sufriendo con el picor y el acicale excesivo. Todos los piensos que probábamos o bien le iban bien para la piel y mal para las deposiciones o a la inversa. 

 

Diagnóstico final

Hasta que empezó con diarreas que duraron 6 meses. Debo decir que durante todo este tiempo, tuvimos diferentes visitas al veterinario y siempre obtenía la misma respuesta: es por alergia. Hasta que un día, vomitó y dejó de comer y de beber. Lo llevé de urgencias, y estuve una semana dándole de comer y beber con jeringuilla y pidiendo al universo que no se lo llevase porque estaba muy débil. Poco a poco empezó a recuperarse y me planté en el veterinario para que le hicieran todas las pruebas del mundo, la analítica más completa que existiera y una ecografía intestinal, ya que seguía con las diarreas. Por fin obtuvimos un diagnóstico, intestinos inflamados, insuficiencia pancreática y deficiencia de B12. Debía darle enzimas pancreáticas y B12 subcutánea. 

 

Por fin, vemos la luz

Fue en ese momento cuando descubrí Beutenah, un pienso para gatos natural, parecía un milagro que no tuviese ningún ingrediente prohibido y que además no fuese demasiado alto en fibra ni en grasa (por la pancreatitis). El primer día de la transición, se le pararon las diarreas, aunque había un poco de sangre. Así que contacté con unas nutricionistas, veterinarias integrativas (Biovet). Me dijeron que debía darle también Moorliquid. Y entre las enzimas pancreáticas, la B12, el Moorliquid (en días alternos) y Beutenah, en sólo 3 meses volvió a recuperar absolutamente todo el pelo del cuerpo y a hacer unas deposiciones perfectas. 

 


Antes:

Después:

  2 comentarios para “Klaus y el pienso para gatos «milagroso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* LaraVital utiliza estos datos solo para gestionar los comentarios porque así nos lo indicas al dar tu consentimiento expreso. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 (proveedor de hosting de www.lupoblog.com). Puedes consultar su política de privacidad. Por supuesto puedes ejercer tus derechos a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies