Consejos para los primeros meses de tu cachorro

La llegada de un cachorro a casa es un momento muy bonito y hay que disfrutarlo. Pero además, es muy importante que nos tomemos un tiempo en enseñarle normas que faciliten la convivencia. Y que tú tambén conozcas sus ritmos. En este artículo te cuento algunos trucos y pautas que puedes seguir y que te ayudarán a educar a tu cachorro recién llegado.

 

EL PRIMER DÍA

Lo primero que debemos hacer cuando un cachorro llega a casa es dejarle que investigue cada rincón de la casa y mostrarle donde está el agua y su camita. Una vez entre a tu casa se supone que será  para toda la vida, así que poco a poco te debes adaptar al cambio de vida que supone tener un perro en casa. 

 

Los primeros días suelen extrañar y hay gente que los deja dormir con ellos y otros que le dejan fuera de la habitación. En mi opinión, creo que ya que vamos a vivir juntos, que menos que la primera noche que pase mi perro en casa no tenga miedo ni se sienta solo. Ya habrá tiempo para buscarle un buen punto de la casa donde tenga su rinconcito y su zona de confort. 

 

El primer día que pases con el cachorro, dale cariño 🙂

Una vez superada la primera noche en casa empieza el día a día con el cachorro y el proceso de adaptación de ambos. Hablemos de lo más urgente: las necesidades fuera de casa y evitar que rompa cosas.

 

PIPI Y CACA

Para enseñarle a hacer sus necesidades hay que estar muy atento al cachorro: solo aprenderá si se le pilla en el momento adecuado, tanto a la hora de felicitarle como a la hora de corregirle.Al corregirle me refiero a decirle “NO” y llevarle o bien a la calle o bien al empapador. A la hora de premiarle por hacerlo donde debe también se debe hacer en el momento para que el perro sepa por qué se ha ganado un premio.

 

Los cachorros suelen hacer pis después de la siesta y pis y caca entre 20 y 45 minutos después de las comidas.Si sacáramos una media sin contar las siestas y las comidas, los cachorros suelen hacer sus necesidades cada 3 o 4 horas aproximadamente. Estos datos te pueden ayudar a evitar que el perro haga pis donde no debe. Si ya puede salir a la calle, es recomendable sacarles 20 minutos después de las comidas, así cuando tenga ganas estará fuera de casa y podrás premiarle. Es mejor ser cazador de lo bueno para darles un premio que estar buscando el momento para reñirle: recuerda que en los primeros meses no ganaremos la confianza de nuestro perro, así que es mejor tener buen rollo 😊

 

Para evitar que haga pis por la noche puedes controlar un poco el agua que bebe, reduciendo la cantidad en el plato para que no beba mucho por la noche.

 

USO DEL TRANSPORTÍN

Es muy recomendable utilizar transportín ya que es lo más efectivo tanto para evitar que hagan pis dentro de casa como para evitar que rompan nuestras cosas. Pero para poder usar el transportin debemos hacer una adaptación.

 

Lo primero que vamos a hacer es buscar una zona de la casa donde menos ruido haya y le vamos a quitar la puerta al transportín durante una semana o más  y vamos a meter ahí todos los premios que le queramos dar a nuestro perro, las 3 comidas, sus juguetes y poco a poco le vamos a ir fomentando el amor por el transportín.

 

El transportín será nuestro aliado los primeros meses

 

Una vez que nuestro perro ya se sienta cómodo ahí, pondremos la puerta y la dejaremos un par de días puesta pero sin usarla para que se acostumbre a su presencia.

En un momento dado, como después de un paseo largo, empezaremos a cerrar la puerta (con el perro dentro del transportín) por muy poco tiempo y siempre que esto ocurra vamos la lanzarle comida  dentro, abrimos de nuevo  y si el perro se mantiene dentro le premiamos y volvemos a cerrar para lanzar premios dentro, y así una y otra vez durante normas de 2 o 3 minutos. Poco a poco iremos dejando cada vez más tiempo al perro en el transportín y siempre que le dejemos debemos ponerle un juguete y un hueso para que se entretenga. Más adelante no hará falta, pero por lo menos los primeros 9 meses es recomendable. Una vez nuestro perro este relajado en el transportín, ya lo puedes usar. 

 

Para evitar que hagan pis por la noche, lo dejarás dormir en el transportín y por la mañana lo primero que debes hacer al levantarte de la cama es correr a sacar al perro para que haga pis y caca fuera. Debemos ponérselo fácil  😉 

 

Los perros no suelen hacer sus necesidades en el transportín, a menos que sea muy muy grande. En ese caso lo suelen hacer en una esquinita, por ello debes comprar el de su tamaño. El transportín tiene otras utilidades como por ejemplo para dejarle solo en casa sin riesgo que destroce el mobiliario, para que duerma ahí por las noches, para cuando viajamos en coche o en avión , para cuando vamos a hoteles que lo exigen, para evitar futuros problemas de conducta y mucho más. 

 

Al ser algo que nos puede facilitar tanto las cosas es necesario dedicarle tiempo y hacer una muy buena asociación al transportín. Con esto no quiero decir que hay que usarlo todo el día, pero si lo tenemos que usar por cualquier motivo, es importante que tu perro se sienta a gusto. 

 

UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Es recomendable dar un pienso de gama alta los primeros 2 años de vida ya que el perro está en constante desarrollo y si es un pienso natural mejor que mejor: somos lo que comemos y creo que con los perros también se aplica. Siempre que le demos una buena alimentación vamos a prevenir enfermedades y no hay nada mejor que la medicina preventiva.  (Yo a mis perros les alimento con Natural-Extra, que lleva condroprotector y les va genial).

 

SEGUIR UNA RUTINA

Los perros, al igual que los niños, necesitan rutinas, así que debemos ser lo más puntuales posibles tanto en las horas de las comidas como a la hora de los paseos. Esto le dará tranquilidad y orden al cachorro ya que tendrá claro dos cosas que son sumamente importantes para el: la comida y los paseos. Si sabe la hora fija de los paseos poca a poco irá controlando mejor el esfínter para hacer sus necesidades fuera. 

 

Desde pequeño debemos tener protocolos de salir a la calle , y estos son: 

 

  • Sentado para ponerle la correa 
  • Sentado antes de salir de casa 
  • Salir el último 
  • Sentado para entrar al ascensor 
  • Sentado dentro del ascensor 
  • Ir por la calle sin tirar de la correa 
  • Y por último sentado antes de liberarle en el parque. 

 

Todo esto es previo al mejor momento del día: la hora del parque!!!

 

Debemos evitar que tire de la correa y pedirle ejercicios de control de impulsos. El premio que va a recibir será muy generoso. Si por lo contrario el perro sale desorganizado desde casa, e igualmente se ve reforzado todo ese caos con una hora de parque con amigos -y esto suele ocurrir a diario- poco a poco se va construyendo un monstruo. Por ello es tan importante cada uno de estos ejercicios, que han de ser una rutina. 

 

PASEOS Y OCIO

Los cachorros deben ser socializados con especial cuidado, esto quiere decir que debemos mostrarle el mundo en el que va a vivir. Debemos salir con nuestro cachorro a la calle y llevarle por distintos entornos:  calles con tráfico, colegios, zonas de juego y deportes, playas, rÍos, montaña , subir en coche, exponerlo a ambulancias, sirenas de policía, petardos, etc . Es verdad que un cachorro que sale a la calle antes de que se cumplan las vacunas corre riesgos de salud, y por ello debemos tener mucho cuidado a la hora de salir con nuestro cachorro a la calle antes de este plazo. Si le vamos a sacar para empezar su socialización debemos ir más bien a zonas de tráfico y aglomeraciones de gente y  dejar las áreas caninas para cuando sus vacunas hayan hecho efecto. Ya habrá tiempo para que se relacione con más perros. 

 

Es bueno enseñarle al cachorro el entorno en el que va a vivir

 

Hay gente que piensa que los cachorros no deben tener contacto con más perros por riesgo de contagio de enfermedades, pero no es del todo así. Sí pueden, pero deben ser perros adultos y vacunados, estos perros suelen tener buena salud y no deberían contagiar enfermedades como el parvovirus o el moquillo. Aún así es mejor extremar precauciones por los primeros tres meses de vida de nuestro perro. 

 

Una vez ya salgamos de esta etapa de vacunas empieza el diseño de nuestras rutas con el perro. Los cachorros deben socializar con otros perros pero esto no quiere decir que debamos estar todos todos los días en el parque. Si bien es verdad que es necesario, también tengo que decir que no es recomendable que solo tenga esa actividad. Debes variar las rutas del paseo y debes dar algunas a solas con tu perro, esto mejorará el vinculo con tu perro. Lo ideal sería ir de de 3 a 4 días al área canina y los demás pasear, ya sea al campo o por un parque,  a solas con tu perro. Cuando estamos a solas con nuestro perro nuestro comportamiento cambia, estás tú más atento al perro y el perro a ti. De lo contrario te conviertes en un transporte para tu perro, tú solo le llevas a divertirse y esto nos dejaría en un segundo plano.

 

JUGAR CON EL CACHORRO

Partiendo de la base que todo en exceso es malo vamos a dejar claro que no es bueno abusar del juego o de un juego en especial. Tenemos que generar un equilibrio: esto quiere decir que vamos a jugar con muchas  cosas pero no por mucho tiempo. Hay gente que ve que su perro muere por la pelota así que juega con ella a diario tres veces al día. Eso suele acabar en perros obsesionados por la pelota y que no se relacionan con otros perros. También puede pasar con el mordedor, frisbee, piscina, etc … 

 

Recomendamos jugar con el cachorro, pero tambén pasear y realizar otras actividades variadas

 

Por ello debemos un día llevarles solo a andar por el campo sin más, otro a jugar con perros, otro a jugar con la pelota, otro a bañarse a un río, y así montar una pequeña rutina equilibrada. Los paseos deben ser de 45 minutos como mínimo: muchos problemas de comportamiento se evitan y se arreglan con paseos. En el paseo ocurren muchas cosas más de las que nosotros vemos, nada más con el olfato ya van  servidos. Cuando un perro huele un pis o una caca se está informando de muchísimas coses: edad del perro, qué come, estado de salud, si es hembra o macho, si está o no castrado, con quien vive, y así una larga lista de datos importantes para ellos. También se socializan con perros y personas, hacen ejercicio y siempre se llevan un pequeño aprendizaje a casa, aprendizaje que no siempre es favorable, como por ejemplo cuando descubren el sabor de la caca humana y dónde encontrarla. Por eso debemos estar muy atentos a nuestro perro cuando salgamos a la calle ya que no podemos poner  el escenario a nuestro gusto, siempre tendremos algunas sorpresas. 

 

Educación y adiestramiento

La educación no es más que el control de impulsos y por ello debemos realizar varios ejercicios al día para que nuestro perro aprenda a esperar su turno , a compartir comida y juguetes, a saludar de forma relajada, a esperar para comer y a no ladrar para conseguir cosas.

Cuanto antes empecemos a educar al cachorro, mejor

Todos estos ejercicios y algunos más hacen que nuestro perro parezca un perro educado, pero no adiestrado. El adiestramiento es más enseñarle otro tipo de ejercicios como por ejemplo el sentado, el quieto, la llamada, el mírame, la colocación en junto entro otros, etc. Aunque no es lo mismo van de la mano, porque necesitas tener trabajado los ejercicios de obediente para apoyarte en ellos a la hora de educarles. Es decir: si quieres que tu perro espere para comer, enséñale el sentado y pídeselo antes de ponerle la comida. Si quieres que te espere fuera del súper al hacer una compra rápida, debe saber el tumbado y el quieto. 

 

Así que la educación y el adiestramiento van de la mano y cuanto antes empieces mejor. 

A la hora de enseñarle a un perro a que no tire de la correa no será igual si le enseñas desde muy pequeño que cuando tienen un año. En este caso hablamos de una conducta que lleva un año arraigada. 

 

Lo de que no se puede entrenar a un perro hasta los 9 meses viene de la antigua escuela, hace 20 años se entrenaba a golpes y collares electrónicos a los perros, y a un cachorro no se le podía entrenar así, por lo que se le socializaba y se le preparaba para cuando llegara ese momento. Actualmente el mundo del perro ha cambiado mucho y ya no se usan esos métodos tan pocos respetuosos con los animales. Así que dejando claro de dónde viene esa leyenda urbana te animo a empezar desde ya a enseñarle poco a poco a tu perro normas básicas de educación y ejercicios de obediencia. 

 

Con un poco de suerte tu perro vivirá unos 15 años, así que dedícale los primeros dos años a su educación y adiestramiento y a partir de ahí … ¡muévete con tu perro! 

Ana María Suárez

Es educadora canina, además de fundadora y directora de Obediencia Urbana. En esta escuela y junto con sus perros Tito y Pepi, imparte por toda España infinidad de seminarios y masterclass de técnicas adiestramiento canino en positivo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies