El aroma de los piensos

EL AROMA DE LOS PIENSOS

Los piensos, deben ser de alta calidad nutricional, equilibrados y además han de ser apetecibles desde el punto de vista sensorial y olfativo. Para conseguir esta combinación, deberian tener una textura concreta, el olor característico de la materia prima y un aroma que invite a degustarlos. Naturalmente esto requiere algo muy pero que muy importante: La experiencia de muchos años hasta conseguir el pienso equilibrado que lo reúna todo, sin tener la necesidad de agregarle aromas artificiales y/o aditivos saborizantes para que los perros lo coman bien. El que un perro coma muy bien un pienso, no significa que el pienso sea de alta calidad, puede tratarse de un pienso (exagerando) que contenga paja pero esté bañada en aromas y saborizantes artificiales. Lo difícil es conseguir un pienso natural, que lo coman con pasión sin que esté “pinchado” con aromas y saborizantes artificiales. Esta es la misión de la empresa Markus-Mühle / Luposan que, después de muchos años de pruebas, experiencia y tenacidad, consiguieron de forma artesanal (no en laboratorios) un pienso muy natural de alta calidad y muy apetecible para los perros sin la necesidad de reforzar su atractivo con aditivos, aromas o saborizantes artificiales.  Hoy en día muchos intentan copiar lo que Markus-Mühle con éxito ha creado hace más de 50 años con una enorme cantidad de referencias de perros longevos en Alemania, que consumieron toda la vida estos piensos.

02 El aroma naturalEl aroma natural, es una característica organoléptica que surge de las sustancias volátiles presentes en la materia prima de forma natural o que se originan durante su elaboración por medio de la mezcla de diferentes ingredientes. Las sustancias volátiles son el “vapor” que sale de un producto y es lo que huele. Esto se ve fácilmente en las flores de las que emanan estas sustancias aromáticas o “vapor volátil” que nos permite oler esos perfumes naturales tan agradables para nosotros y las abejas para que polinicen.

El aroma artificial,  es el añadido de aditivos aromatizantes. Especialmente en los piensos industriales o extrusionados, es “casi” obligatorio poner estos aditivos, porque durante el proceso de elevar la masa a altas temperaturas, pierden un alto porcentaje de sus aromas naturales. Las altas temperaturas simbólicamente hablando, “modifican, desnaturalizan o matan las aromas naturales de los ingredientes”. En la Unión Europea, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA, en inglés), existen listas de aromatizantes químicos permitidos para el uso humano, pero para los animales de compañía (no de consumo humano) no existe un control tan exhaustivo, especialmente en algunos países y los productores tienen mucha libertad de acción.03 artificial Vs natural

Cada vez más se impone lo artificial a lo natural

La industrialización de los alimentos en general, tanto para consumo humano y animal ha pasado de lo natural a lo artificial. No quiero hablar del tema BIO o ecológico porque la gran demanda de lo natural,  está industrializando todo lo ecológico,  no hay suficiente carne o productos BIO para la creciente demanda del consumo humano en el mundo. Aunque los colorantes, saborizantes, aglutinantes y conservantes que comemos en todos nuestros alimentos para humanos están (o deberían estar) aprobados por la Unión Europea, es horrible la cantidad de basura química que estamos comiendo, en un simple yogurt, en un vaso de leche, y no hablemos de las comidas medio preparadas, como lasañas, sopas y todo con azúcar y sal! Es una industria muy potente que para mí (personalmente) está enfermando poco a poco a la población mundial. Imaginemos si esto ocurre con nuestros alimentos… ¿qué se puede esperar de la alimentación para animales de compañía??? Sé y reconozco que es un tema muy, pero muy complicado y polémico y lo peor, el uso indiscriminado de la palabrita de moda de alimentos para perros y para humanos “Natural”. ¡Si vosotros supieseis lo que muchos productos llevan de “natural” os daría mucho coraje sentiros timados! Además no se puede poner el adjetivo de “natural” a un producto extrusionado porque sufre una lógica desnaturalización por las altas temperaturas a las que fue sometido en su proceso de elaboración. Mucha gente desconoce esta realidad  y caen en el anzuelo inocentemente, sea que compren alimentos para ellos o para sus perros.

El aroma de un pienso o alimento para perros se manifiesta de 2 formas:

Con su aroma de forma natural en sus ingredientes naturales sin añadidos, como por ejemplo el aroma del tomillo que se obtiene por la extracción de sus esencias naturales de sus hojas y flores.

05 químicosLos aromas “aditivos-químicos” que pueden imitar “y ser iguales a los naturales”. Estos aromatizantes se producen en fábricas de producción química o farmacéutica. Lo primero que se debe hacer es desglosar la estructura química de un aroma y sabor de un determinado ingrediente, para “copiar” químicamente la molécula y así conseguir una copia idéntica de la estructura química de un aroma o sabor natural. Yo tuve la oportunidad de oler diferentes frasquitos con estas esencias logradas químicamente y es increíble lo perfecto que estaban hechas. Por ejemplo, cuando olí el aroma de banana, de las fresas, de limón, olor a carne asada, o el aroma de pescado, o el aroma de hígado, etc. ¡eran perfectas! ¡Se podía poner estas esencias en un puñado de serrín que el perro se lo comería pensando que está comiendo carne desecada y pulverizada! Esto lo viví con mis propios ojos en un seminario demostrando lo que está ocurriendo con la manipulación industrial de los alimentos para animales de compañía. No es de extrañarse que los perros del siglo XXI tengan tantos problemas de salud.06 serrín

Adulteración e interferencias del aroma en los productos naturales por el proceso altas temperaturas y los agregados químicos.

07 plaguicidasEn los productos vegetales. La adulteración o alteración de un producto de origen natural se puede ver afectado por la intervención, en su estado natural, por los plaguicidas, herbicidas, insecticidas, abonos químicos, desarrolladores, etc. Estos productos químicos suelen alterar el aroma de las plantas. Es muy fácil alterar el aroma original de un ingrediente. Cuanto más industrializado sea un ingrediente vegetal o cárnico, éste sufrirá muchas más reacciones químicas moleculares y, en cada una de ellas, se modifican, transforman, sintetizan, aglutinan o destruyen componentes directamente relacionados con los aromas 08 fruta con gusanofinales o nutrientes. Yo soy vegetariano e intento comprar mis frutas y verduras a agricultores privados ecológicos. La verdad que sabe la verdura y la fruta más intensamente, huele más fuerte. Por supuesto las frutas no son brillantes ni tan perfectas de
ver como las de los supermercados, además tenemos que lavarlas muy bien, no por los pesticidas, es porque tienen tierra, gusanos, caracoles y otros bichitos. Las frutas tenemos que comerlas con cuidado porque puede aparecer un gusanito saludándote. Además las verduras no se conservan tan frescas por largo tiempo como las de los supermercados. ¡Hay diferencia!

En los productos cárnicos. Yo soy vegetariano, por eso no puedo opinar, pero mucha gente me dice: “Antes, hace muchos años, cuando mi abuela hacía una chuleta de cerdo a la plancha se enteraban hasta los vecinos del otro barrio. Olía fuerte, tenía un sabor intenso, hoy la carne de cerdo no sabe a nada y en la parrilla se queda el chuletón grande en nada”.

En los productos cárnicos, el aroma y sabor natural de la carne puede ser modificado o reducido por la alimentación que reciben estos animales por los piensos industriales que reciben, especialmente los de crecimiento y engorde acelerado, antibióticos, hormonas, antiinflamatorios, Diclofenaco y otros químicos preventivos de enfermedades. No es de extrañarse lo que ocurrió hace años con la enfermedad BSE, llamada las vacas locas por los piensos de origen cárnico que le daban a las vacas, productos además que contenían vísceras, cerebros, ojos, y un largo etcétera de química. Cada X tiempo se oyen escándalos en la industria cárnica debido al descubrimiento de químicos en la carne, que o bien porque no son permitidos o porque sobrepasan la cantidad máxima permitida. Y no hablemos como crecen los pollitos- gallinas, cerdos en una jaula de 2 mts x 1,50 mts, sin haber visto jamás el sol, ni haber sido libres pastando y comiendo de la naturaleza. Es normal que esa carne no tenga el mismo aroma, sabor y vitalidad que la de un animal criado al aire libre en libertad! Por supuesto este modelo natural no es compatible cuando se debe producir en masa a nivel industrial. Nosotros también tenemos parte de culpa, pues si comiésemos menos carne se reducirían estas producciones masivas e industriales.

Tanto las aves, conejos, ganado vacuno, porcino y ovino son muy sensibles a la alimentación que reciben en sus cortas vidas. Por este motivo se ha descubierto que la fertilidad en perros machos así como en el hombre ha bajado, y los científicos, le echan la culpa a la alimentación industrial con todo su bagaje de aditivos químicos, pesticidas, etc.

Las altas temperaturas y los alimentos/piensos.

10 fritangaComo es sabido, uno de los factores más importantes que causa grandes pérdidas de aroma y nutrición en los alimentos es su elaboración. Las altas temperaturas (100ºC – 140ºC) desencadenan  gran cantidad de  de reacciones químicas. Por este motivo, el elaborar alimentos a muy altas temperaturas puede llegar a convertir, esa masa alimenticia, en una “nueva fusión de ingredientes” que puede dar como resultado como si fuese “otro nuevo producto”, modificado y creado a través de las fusiones y reacciones químicas de los mismos por las altas temperaturas. Esto vale no sólo para la elaboración de los piensos para perros sino también para la producción de alimentos para humanos si pasan por este tipo de procesos. Por ejemplo el aceite de lino se desnaturaliza a partir de los 25ºC a 30ºC.

Otros procesos que adulteran el aroma de los piensos

Otros procesos que adulteran no sólo el aroma natural son la fermentación, enlatado y cocinado de los piensos húmedos en sus latas a altas temperaturas y el envasado de los piensos, pueden causar  de alteración de los aromas naturales. También las diferentes mezclas de ingredientes pueden hacer variar los aromas de origen de un ingrediente en especial o de toda la masa, siendo luego difícil de identificar por su olor que ingredientes contiene ese pienso o alimento.

El transporte, el calor y el almacenamiento.

El transporte de mala calidad, no refrigerado, sobre todo en los meses de verano, puede provocar oxidación de las grasas de los piensos. Otro motivo es el mal almacenamiento o la transmisión de otros olores extraños. Un pienso que está mal almacenado, por ejemplo en grandes almacenes donde hay toda clase de productos, sobretodo de plástico, con olores extraños que pueden ser absorbidos por los piensos y alterar el aroma original de los mismos. Tenemos clientes que antes compraron nuestros piensos por internet en un país del norte de Europa y nos dijeron: “Que raro, desde que compramos siempre el Luposan Sensitiv 24/10 a vosotros, el perro lo come maravillosamente, pero cuando lo compraba por internet a un país del norte de Europa no se lo comían con tanto apetito… es verdad lo que Ustedes dicen sobre el cuidado de un transporte refrigerado”

11 Camión frigoPor eso nosotros traemos el pienso directamente de Alemania todo el año sólo en camiones refrigerados y estamos muy contentos de los resultados aunque este transporte sea más caro. ¡No tenemos reclamaciones! Hemos enviado a analizar nuestros piensos y no verificaron acidez u oxidación de las grasas, mientras que nuestro mismo pienso pedido a una tienda que lo envió desde Polonia, presentó altos valores de oxidación y ranciedad de las grasas, y posiblemente se habrá modificado químicamente por las altas temperaturas de un largo viaje de 5 días y cambio constante de almacenes y transportistas. Un transporte aparcado con la mercancía a pleno sol, puede alcanzar en la caja de carga los 80-90ºC!

¿Por qué se añaden aromas artificiales?

12 azúcarEl aroma artificial se añade para compensar y mejorar la atracción o palatabilidad  de un alimento o pienso, especialmente si éste fue elaborado a altas temperaturas por los procesos industriales de extrusionado, porque este proceso, como dijimos, modifica o neutraliza su aroma de original. El otro motivo porque la industria agrega aromatizantes artificiales, azúcares, etc. se debe no sólo por la desnaturalización de los aromas naturales al procesarlo, sino también porque los productos cárnicos y cereales no contienen fuertes compuestos aromáticos  como es el caso de los vegetales y especias.

“La prueba sensorial con nuestras muestras de pienso”

Siempre decimos a las personas que nos piden muestras antes de comprar un pienso, para ver si a su perro le gusta y lo come, que las muestras están destinadas a medir la palatabilidad o aceptabilidad del perro a ese pienso.  Con un par de muestras no podemos comprobar al 100%  si un pienso le cae bien o mal a un perro, si le ayuda con su problema digestivo o alérgico, si le corta sus diarreas, etc. Para comprobar esto es necesario darle un pienso como mínimo de15 a 20 días.

Por lo tanto el análisis sensorial es un método que analiza, mide o interpreta las reacciones de los perros de acuerdo con las características del alimento. Que a un perro lo vuelva loco un determinado pienso, sea barato o caro, no es garantía de que el pienso sea de alta calidad, porque puede tener un 80% de cereales y ser muy atractivo por la cantidad de saborizantes que contiene. Leí en la bolsa de un pienso que tenía en palabras muy grandes: “con salmón”, pero al leer la etiqueta ponía ¡3% de salmón! En esto marcan la diferencia nuestros piensos porque en general, los perros se vuelven locos pero es por el aroma natural de los ingredientes de la materia prima, por haberlos respetado elaborándolos a bajas temperaturas (35-40ºC) evitando una desnaturalización exagerada. La aceptabilidad de nuestros piensos es muy alta, 98% – 99%  ¡y esto sin agregar saborizantes químicos, ni caramelo, azúcar, etc.!

En Conclusión:

Como véis, nuestra forma de elaborar los piensos y complementos es usando materias primas de primera calidad, llenas de su aroma natural y éstas procesadas con un método llamado “Pellet”. Es la elaboración de las materias primas desecadas y molidas, luego mezcladas y al final prensado en frío para darle forma de Pellet. Nuestra convicción es que de este modo, respetamos y cuidamos los ingredientes con todo su contenido nutritivo, vitaminas, aceites, proteínas, aminoácidos, oligoelementos y por supuesto su aroma. El proceso de elaborar en frío (entre 35ºC a 40ºC máx.), permite proteger y salvar un alto porcentaje de sus ingredientes y su aroma natural. Por eso nuestros piensos no son una conserva estéril y su caducidad es de 6 a 8 meses.

Saludos, Conrado Grandville

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies